Os paso unas fotos y vídeos de la jornada de contacto con la naturaleza y nuestros antepasados. Estuvimos visitando pinturas y grabados rupestres cerca de la carretera que lleva a la Cañada de la Hazadilla, cerca del monumento a Carlos III.

Visitamos un dolmen funerario y dos poblados cercanos con diferentes grados de tecnología, disfrutando de la serenidad de la naturaleza, y la visión de saturada coloración de lirios y los almendros en flor.

También pudimos apreciar los caprichos geológicos y el pliegue de las capas estratificadas.

 

Finalmente subimos al castillo de Otiña, y entramos en el torreón.

Y como no todo va a ser culturizarse y hacernos uno con la Naturaleza, al regreso nos paramos en el Portazgo para comentar la jornada.